¿Por qué nuestras mascotas deben visitar el oftalmólogo?


Los animales, al igual que las personas, pueden sufrir ciertas patologías oculares a lo largo de su vida.

Pero a diferencia de los seres humanos, las mascotas no pueden decirnos qué síntomas tienen para que el oftalmólogo pueda detectar más fácilmente qué tipo de patología padece, elaborar un diagnóstico y aplicar el tratamiento más adecuado. En muchas ocasiones el amo se da cuenta cuando la patología está en un estado muy avanzado o, incluso, el animal se ha quedado ciego.

Paco Simó, doctor en Medicina Veterinaria especializado en Oftalmología y fundador del Instituto Veterinario Oftalmológico de Barcelona, indica que los animales tienden a adaptarse a la pérdida progresiva de visión y hasta que la enfermedad no es muy evidente, es difícil detectarla. En este sentido Simó recomienda que el animal visite al oftalmólogo de forma periódica a partir de los 6-8 años.

perros-oftalmologo

Foto: Baldini and Vandersluys Photographers

Algunas razas de perros, mayor predisposición a sufrir patologías como el glaucoma o las cataratas

Además, razas como los Cocker, Caniche, Bulldog Francés, Labrador o Golden Retriever tienen una mayor predisposición a padecer ciertas enfermedades oculares como las cataratas, el entropión o el glaucoma, por lo que las visitas al especialista deberían ser aún más frecuentes.

A continuación, el Dr. Simó detalla algunos de los signos más evidentes que indicarían que nuestras mascotas podrían tener alguna patología ocular:

  • Lagrimeo excesivo
  • Secreciones mucosas
  • Parpadeo frecuente
  • Inflamación del ojo y/o los párpados
  • Enrojecimiento ocular
  • El animal se frota los ojos repetidamente
  • Ojo enturbiado u opaco
  • Tropieza con los objetos
  • Está desorientado
  • Cambios de humor (irritabilidad o agresividad)
  • Vómitos y pérdida del apetito
  • Dificultades para ver de noche

La prevención es clave para evitar y tratar las patologías oculares

Como señala el Dr. Simó, muchas de las enfermedades oculares podrían evitarse y tratarse si se diagnosticaran a tiempo. Estar atento a cualquier síntoma y visitar el especialista es clave. Asimismo, al igual que ocurre con las personas, una correcta alimentación de nuestra mascota y hacer ejercicio físico pueden mejorar la calidad de vida de los animales y, por tanto, de su salud ocular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *