Día Mundial de la Visión: haz que tu mascota vea con buenos ojos


El Instituto Veterinario Oftalmológico, pionero en España, indica que con sencillas pruebas es posible determinar la salud ocular de los animales de compañía

Tanto los animales como los seres humanos tienen en común que ambos pueden padecer las mismas patologías oculares a lo largo de su vida, pero con una diferencia: los primeros no pueden decirnos qué síntomas tienen hasta que la enfermedad es ya muy evidente. Por ello, y con motivo del Día Mundial de la Visión, el IVO, Instituto Veterinario Oftalmológico pionero en España, quiere concienciar de la necesidad de que las mascotas visiten el oftalmólogo de forma periódica.

Según comenta el Doctor Paco Simó, director y fundador del IVO, con unas pruebas sencillas es posible prevenir y tratar a tiempo enfermedades oculares que, de no diagnosticarse a tiempo, podrían ser irreversibles e incluso desembocar en otros problemas de salud general.

Medir la presión intraocular y la movilidad del iris, pruebas que evalúan la visión de los animales

Existen signos que indicarían que las mascotas podrían tener alguna enfermedad ocular tales como el lagrimeo excesivo, ojos rojos, desorientación, cambios de humor (están más irritables o agresivos), pérdida de apetito, secreciones mucosas… Pero en estos casos la enfermedad podría estar ya muy avanzada, por lo que es recomendable, como indica el Doctor Simó, que las mascotas visiten el oftalmólogo a partir de los 7 – 8 años en el caso de los perros, los 11 – 12 años en el caso de los gatos y los 15 años en los caballos.

Las pruebas que se llevan a cabo, como señala el IVO, son sencillas, rápidas e indoloras y permiten obtener un diagnóstico muy concreto. Destacan las siguientes:

  • Revisión de todas las estructuras oculares: se realiza mediante una lámpara de hendidura, con oftalmoscopio indirecto, para determinar que están dentro de la normalidad
lampara-de-hendidura

Paco Simó utilizando una lámpara de hendidura

  • Prueba denominada “reflejo a la amenaza”: cuando hacemos un gesto brusco delante del ojo de cualquier animal, éste lo cierra por instinto. Con ello se determina si nuestra mascota es capaz de reaccionar o no ante este movimiento brusco.
  • Exploración de la visión mediante reflejos: se mide el movimiento de las pupilas, determinando que los reflejos de los animales son normales o, por el contrario, si existe algún defecto en los reflejos de la movilidad del iris.
  • Medición de la presión intraocular: con un tonómetro se mide la presión interna del ojo, ya que si está más alta de lo normal, ésta no da síntomas y podría ocasionar algunas patologías oculares graves como el glaucoma.
control-presion-ocular-web

Control de la presión ocular

Algunas razas de perros y gatos, mayor predisposición a tener patologías oculares graves

Según comenta Paco Simó existen ciertas razas de perros con mayor predisposición a padecer problemas oculares, por lo que sería necesario adelantar estos controles a los 3 años. Es el caso del cocker spaniel, el bichón francés o el caniche, razas muy propensas a padecer atrofia progresiva de la retina. O, en el caso de los caballos y los gatos, el secuestro corneal felino afecta sobre todo a razas como los persas, esfinge o siamés, teniendo que acudir al especialista con mayor periodicidad.

Desde el IVO se quiere hace hincapié en la importancia de realizar estas pruebas para determinar el estado de la salud ocular de nuestras mascotas y que gocen de una buena calidad de vida.

Foto portada: zanthia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *