El IVO te ayuda a prevenir las alergias de tu mascota en otoño


Los animales, al igual que las personas, pueden padecer alergias, sobre todo entre el año y los seis años de edad en el caso de los perros, aunque pueden desarrollarlas a lo largo de toda su vida. Pero, ¿en qué consisten realmente las alergias? Se trata de reacciones del cuerpo frente a unas sustancias denominadas alérgenos, tales como el polen, el polvo, ciertos alimentos, las picaduras de insectos, etc.

Alergias y conjuntivitis perro

Si no se tratan las alergias podría desembocar en otras enfermedades como la conjuntivitis

Con la llegada del frío las alergias se desarrollan más fácilmente pues bajan las defensas naturales del cuerpo

Este tipo de problemas aumentan con la llegada del frío y el viento del otoño, ya que provocan una disminución de los mecanismos de defensa naturales del cuerpo, haciendo que esté más expuestos a sustancias y organismos externos y, por lo tanto, a producir reacciones alérgicas.

Las razas de perros con ojos saltones son más propensas a padecer alergias

Algunas de las manifestaciones más comunes de las alergias en los animales son los picores, la piel se irrita y enrojece, al igual que la cara, orejas, axilas y también los ojos. En este último caso, algunas razas de perros suelen ser más propensas a sufrir alergias debido a los ojos saltones, ya que están más expuestos agentes externos como el polvo o el polen. Entre ellas destacan el Bulldog Francés, el Bulldog Inglés, el Boston Terrier o el Carlino.

La higiene constante y visitar al oftalmólogo, medidas preventivas contra las alergias

Además del enrojecimiento ocular, también se manifiestan las alergias con un aumento de las secreciones conjuntivales, produciendo molestias en el animal. Ante estos síntomas, es conveniente acudir al oftalmólogo para que recete productos suaves de descongestión ocular como suero fisiológico o lágrimas artificiales. Por otro lado, y como medida preventiva, el IVO recomienda que se limpie los ojos a nuestra mascota después de salir a pasear y estar en contacto con otros perros, ya que si no se eliminan estos restos de sustancias en el ojo, podrían desembocar en otros problemas oculares como la conjuntivitis.

Otras medidas de prevención además de la higiene constante de los ojos de las mascotas, es que éstas vivan en un espacio limpio adecuado a sus necesidades, además de seguir una alimentación sana y nutritiva.

Foto portada: Antinomias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *