Herida o úlcera corneal en bulldog francés. El caso de Pedrito.


Pedrito es un Bulldog Francés de 7 años que acudió de urgencias al IVO con úlcera corneal y mucho dolor. Como suele ocurrir entre los perros de razas braquicefálicas, una pequeña herida en el ojo se había infectado y tenía riesgo de perforación. Afortunadamente, la cirugía urgente que se le practicó en el IVO consiguió frenar la infección, y Pedrito volverá a ver con normalidad cuando finalice su tratamiento post-operatorio.

 

Ulcera corneal en bulldog francés

Pedrito, un bulldog francés, una semana después de la operación de su úlcera corneal. Aún tiene inflamación, pero el injerto está bien adherido y creemos que al finalizar el tratamiento verá con normalidad. Foto: IVO

 

Una úlcera corneal en bulldog francés, con sucesivas intervenciones e infección

Pedrito sufrió una herida en el ojo a causa de una pelea. Acudió inicialmente al servicio de oftalmología de la UAB, donde le retiraron el tejido dañado de la córnea con distintas técnicas (sucesivos desbridamientos manual y fresa) y le pusieron una lentilla.

Hace un mes acudió al IVO aquejado de mucho dolor. La úlcera seguía sin cicatrizar, se había infectado y estaba a punto de perforar.

Pedrito estaba muy molesto, con cierta mejoría por las mañanas, pero un empeoramiento a lo largo del día. Había aparecido sobre ella una bulla con aspecto de gota de agua.

Revisión bulldog francés con lámpara de hendidura

Paco Simó revisando el ojo de Pedrito con la lámpara de hendidura. Foto: IVO

 

 

Cirugía urgente de úlcera corneal en el IVO, esta vez con injerto de tejido

En la visita pudimos observar que la herida se había infectado y tenía riesgo de perforación de la úlcera corneal (úlcera infecciosa predescemética).

El riesgo de perforación, y el dolor que padecía Pedrito indicaban la necesidad de operar en el mismo día.

Se le practicó una cirugía urgente con injerto de membrana pericárdica. La operación se desarrolló sin complicaciones.

Esta mañana le hemos retirado los puntos y hemos podido comprobar que ha recuperado visión. Hemos conseguido frenar la infección, y el injerto está bien adherido al ojo.

Iniciamos tratamiento para mejorar al máximo la opacidad de la córnea, y creemos que al finalizar el tratamiento Pedrito podrá ver con normalidad.

¡Su propietaria está muy feliz!

 

Bulldog francés con herida en el ojo

Pedrito había sufrido varias intervenciones que no lograron solucionar su problema de úlcera corneal infectada. Después de la operación en el IVO, creemos que verá con normalidad al finalizar el tratamiento. Foto: IVO

 

La intervención a tiempo, clave para evitar pérdida de visión.

Es importante destacar que si se hubiera actuado al inicio evitando la infección, probablemente la visión de Pedrito tendría mejor pronóstico.

Es un caso frecuente entre los Bulldog Francés, y en general en las razas braquicefálicas, en las que las heridas corneales tienen una gran tendencia a infectarse (queratitis infecciosa) y a cicatrizar mal.

Frente a cualquier síntoma de dolor, legañas verdosas o ojo muy rojo, es recomendable acudir a nuestro veterinario antes de aplicar cualquier producto.

En el caso de los Bulldog Francés, este consejo es especialmente importante dada la especial fragilidad de su área ocular.

 

Te puede interesar

 

Videos de cirugía relacionados

Vídeo cirugía perforación corneal en un perro

Cirugía de perforación corneal en un perro. La técnica utilizada es un injerto de membrana amniótica con posterior recubrimiento con membrana nictitante. Video: IVO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *