Herida en el ojo de un perro: Fiona recuperó visión tras una perforación corneal


Una herida en el ojo requiere evaluación inmediata para evitar complicaciones. En el caso de Fiona se trataba de una perforación corneal, y una compleja cirugía a tiempo le devolvió totalmente la visión, e incluso su cara de traviesa.

herida en el ojo perro con perforación corneal

Fiona y su propietaria, en la revisión posterior a la cirugía de injerto corneal que curó su herida en el ojo. Foto: IVO

Una herida en el ojo que no mejoraba con tratamiento

Fiona es una Shi-tzu de tres años y medio que acudió a nuestra consulta de urgencias. Desde hacía una semana presentaba una úlcera infectada en la córnea del ojo izquierdo. Pese estar en tratamiento, la úlcera había empeorado, así que con un gran esfuerzo de los propietarios cruzaron casi todo el norte de España de noche (vinieron en coche desde Asturias sin parar) para llegar a consulta la mañana siguiente en el IVO.

Síntomas de perforación corneal

Una úlcera corneal es una herida en la superficie del ojo que, en caso de infectarse, puede requerir tratamientos complejos para evitar pérdida de visión y cicatrices en la córnea.

Los síntomas más habituales de úlcera corneal son:

  • Mala visión
  • Ojo rojo (conjuntiva irritada)
  • Necesidad de rascarse o parpadeo frecuente (blefaroespasmo)
  • Secreción mucosa o purulenta
  • Sensibilidad la luz o fotofobia
  • Ojo lloroso o con mucho dolor

En el caso de Fiona, sus síntomas apuntaban a una úlcera con perforación corneal, es decir, con falta de continuidad total de las capas corneales y exposición de las estructuras intraoculares.

Pruebas diagnósticas para evaluar el tipo de agujero corneal

La evaluación oftalmológica completa de una herida en el ojo de un perro u otro animal es clave para determinar el tratamiento que puede evitar la pérdida de visión.

En el caso de úlcera con perforación corneal de Fiona se realizaron las siguientes pruebas diagnósticas:

  • Examen con biomicroscopía o lámpara de hendidura
  • Examen con oftalmoscopio indirecto
  • OCT o tomografía de coherencia óptica del defecto corneal
  • Citología corneal

Mediante la OCT se pudo medir la longitud del defecto y la estructura de los tejidos contiguos al defecto para valorar diferentes aspectos de la cirugía.

Fiona presentaba una perforación corneal del 35% de la córnea aproximadamente.

Una vez sedada, a Fiona se le tomó una muestra de la córnea para realizar una citología corneal y así poder determinar el tratamiento terapeútico más indicado en el postoperatorio.

perforacion-corneal-OCT-Fiona

OCT preoperatoria: En la OCT se aprecia un grosor de 500-700 micras de material fibrinoso con cavidades reteniendo las estructuras intraoculares. Se aprecia una falta de continuidad de las capas corneales. Foto: IVO.

 

Tratamiento y pronóstico de perforación corneal

El mismo día el Dr. Simó le realizó una cirugía de injerto corneal y después un recubrimiento del ojo con la membrana nictitante, o tarsorrafía, para que el ojo recién operado quedara más protegido durante las primeras semanas del postoperatorio.

 

Video de la cirugía de Fiona realizada por el Dr. Paco Simó en el IVO: cirugía de perforación corneal con recubrimiento de membrana nictitante. Video y fotos: IVO.

 

Tras la cirugía el mismo día se realizó una ecografía ocular para valorar el estado de la retina del ojo izquierdo, y pese que había signos de inflamación en la coroides, nuestra pequeña paciente tuvo suerte y no sufrió ningún desprendimiento de retina.

Perforacion-corneal-Eco-Fiona

Ecografía postoperatoria: se aprecia una inflamación en la parte posterior de la retina y coloides. Foto: IVO

Tres meses después de la intervención Fiona conserva su ojo izquierdo y sobre todo, y lo más importante, conserva la visión de dicho ojo. Como veis en la foto de cabecera, a la pequeña Fiona no le ha cambiado su cara de traviesa.

Herida en el ojo perro con perforación corneal

Foto del OS el día de la 1º visita, se aprecia una herida en el ojo con perforación corneal del 35% de la córnea y neovascularización corneal. Foto: IVO

 

Herida en el ojo: leucoma tras cirugía injerto corneal

Foto de la revisión 3 meses después de la cirugía. Solo se aprecia el leucoma cicatricial, que no impide la visión. Es un ojo visual. Foto: IVO

 

Fiona-postoperatorio-herida-ojo-perro

 

 

También te puede interesar…

2 comentarios

  • Araceli gomez says:

    Hola, quisiera hablar con ustedes para ver si pueden ayudarme , he adoptado a un perrito de un refugio ilegal que ha rescatado la guardia civil en Chiclana (cadiz), tenian a los perros sin comer y sin agua, y RATON, mi perrito Bichón Maltés, se le hacía los perros grandes sus necesidades encima, por estar en una habitación sin luz.
    Me gustaría hablar con ustedes para ver si hay una solución para este maravilloso perrito.

    • IVO says:

      Hola Araceli,

      En el IVO nos dedicamos únicamente a la oftalmología veterinaria. Si se trata de un problema ocular, lo mejor sería que nos enviaras tus datos en el formulario que encontrarás al pie de la página y te llamaremos para comentarlo. Saludos, y gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *