Conjuntivitis


La conjuntivitis es una de las afecciones oculares más comunes en perros y gatos. Su causa puede ser bacteriana, vírica o alérgica, y el tratamiento varía en cada caso.

Perro y gato

La conjuntivitis es una de las afecciones oculares más frecuentes en perros y gatos. Foto: The Rocket on Flickr

 

¿Qué es la conjuntivitis?

Es la inflamación de la conjuntiva, una membrana transparente que rodea el ojo y lo protege. Cuando se inflaman los vasos sanguíneos de la conjuntiva es cuando se observa el ojo enrojecido.

¿Por qué se produce?

Las causas más frecuentes de la conjuntivitis en los animales son: las alérgicas; las bacterianas, más común en perros, y las infecciones víricas, más frecuente en gatos. Los caballos suelen padecer por igual los tres tipos de conjuntivitis.

Otra causa muy frecuente es el déficit o la falta de lágrima, el llamado ojo seco.

¿Cuáles son sus síntomas?

Se produce un enrojecimiento del globo ocular y aumento del lagrimeo, lo que produce más secreciones ocasionando legañas.

Conjuntivitis perro

La conjuntivitis produce un enrojecimiento del globo ocular y aumento del lagrimeo. Foto: Matt B on Flickr

 

¿Cómo se trata?

El tratamiento suele ser bastante simple en el caso de la conjuntivitis alérgica ya que se trata con productos antialérgicos.

En el caso de la conjuntivitis infecciosa, es conveniente que el oftalmólogo determine qué medicamento es más adecuado para la infección.

Normalmente la conjuntivitis suele desaparecer después de 1 o 2 semanas.

¿Cómo se puede prevenir?

La mejor manera para prevenirla es evitar la exposición a los agentes alérgenos y, puesto que los animales por sí solos no son capaces de hacerlo, es aconsejable realizar una limpieza ocular después de haber estado en contacto con posibles alérgenos, de polvo abundante, arena de playa, etc.

 

Conjuntivitis-web

Conjuntivitis en un perro

Conmjuntivitis-gato-web

Conjuntivitis en un gato