Membrana pupilar persistente (MPP)


¿Qué es la membrana pupilar persistente (MPP) y qué la causa?

La patología de la membrana pupilar persistente (MPP) es una anomalía del iris, generalmente congénita y frecuente en perros.

Se debe a una malformación durante el desarrollo ocular, cuando la membrana pupilar fetal cubre por completo el cristalino para aportarle nutrientes. Al completar el desarrollo, ésta debería desaparecer para dejar la pupila totalmente despejada.

Si esto no ocurre en las primeras semanas de vida, aparecen las llamadas MPP irido-iridianas, que al entrar en contacto con la córnea y/o el cristalino (MPP irido-corneales o MPP irido-cristalinianas) pueden causar problemas de visión, e incluso en fases avanzadas provocar una catarata.

 

Membrana pupilar persistente

Gráfico extraido de Slatter’s Fundamentals of Veterinary Ophthalmology, 4th Edition

 

Síntomas de las MPP

Hay distintos tipos de MPP según su localización y consecuente afectación:

  • Grado 1: podemos apreciar los restos de pigmento (MPP) en la cápsula anterior del cristalino
  • Grado 2: se observan las bandas irídicas (MPP irido-iridianas)
  • Grado 3: Las bandas irídicas contactan con el endotelio creando una gran opacidad del cristalino, o leucoma. (MPP irido-corneales).
  • Grado 4: Los restos de membrana entran en contacto con la cápsula anterior del cristalino creando una catarata (MPP irido-cristalinianas).

¿A qué edad suele aparecer?

Las MPP suelen detectarse en las primeras semanas de vida.

¿Qué razas están más predispuestas?

La enfermedad de membranas pupila persistentes (MPP) puede ser hereditaria en los

  • West Highland Terrier
  • Basenji
  • Caniche
  • Samoyedo
  • Scottish Terrier
  • Alaskan Malamute
  • Basset Hound
  • Cocker Spaniel.

Pruebas y exámenes

Examen con la lámpara de hendidura suele ser suficiente para el diagnóstico de esta anomalía congénita

Tratamiento de las MPP

Las MPP raramente producen deficit visual, pero en grados avanzados puede ser necesario recurrir a la cirugía.

Expectativas (pronóstico) y posibles complicaciones

El pronóstico es bueno, no son lesiones evolutivas y los casos que precisan cirugía no suelen dar complicaciones

¿Se puede evitar?

En determinados casos puede ser una enfermedad hereditaria, por lo que se desaconseja la reproducción en animales con grados avanzados de MPP (grados 3 y 4) de razas West Highland Terrier, Basenji, Caniche, Samoyedo, Scottish Terrier, Alaskan Malamute, Basset Hound y otros.

Casos de MPP

Nombres alternativos

Membrana pupilo persistente, membrana pupilar persistente, MPP, membranas pupilares, persistencia de la membrana pupilar, alteración congénita del iris, malformación de iris, anomalía del iris.

Membrana pupilar persistente

MPP o membrana pupilar persistente. Foto: IVO

 

Membrana pupilar persistente

MPP o membrana pupilar persistente. Foto: IVO

 

Membrana pupilar persistente

MPP o membrana pupilar persistente. Foto: IVO

Membrana pupilar persistente

MPP o Membrana pupilar persistente. Foto: IVO