Consejos para el uso de colirios y pomadas en perros, gatos y otros animales


Es importante mantener la calma, situarse correctamente y premiar al animal para evitar que resulte una tarea estresante tanto para él como para nosotros

Consejos básicos para el uso de colirios, gotas y pomadas:

Ponerle el colirio o las gotas a un animal puede resultar tarea complicada. Si es posible contar con la ayuda de otra persona, el proceso resulta mucho más fácil.

  • Es importante lavarse las manos de forma cuidadosa antes de la aplicación.
  • Si el animal no permite que le pongamos coliriogotas, es posible sustituirlas por una pomada.
  • Si coinciden dos clases de colirio o pomada al mismo tiempo, es suficiente esperar 5 minutos entre ambas aplicaciones
  • En ese caso, es recomendable poner las pomadas o ungüentos al final.
  • Algunos colirios deben conservarse en la nevera (estará indicado en el envoltorio del producto).
  • Todos los colirios y pomadas deben conservarse en lugar fresco
  • Si la reacción es de mucha molestia o dolor, consultar cuanto antes al oftalmólogo

Si el animal se encuentra molesto o no se consiguen los resultados esperados, es posible sustituir algunas gotas por otro tipo de medicación en forma de colirio o pomada que sea mejor tolerada por el animal.

En algunos casos, las gotas diarias pueden sustituirse por un tratamiento de una sola aplicación al año. Consulta aquí esta posibilidad: implantes de inmunomoduladores.

 

Colirio en bulldog frances

El Dr. Paco Simó administra un colirio a Brutus, un Bulldog Francés, con ayuda de la Dra. Cristina Martínez

Te puede interesar…