La prevención puede evitar lesiones oculares graves por leishmaniosis


La leishmaniosis es una enfermedad silenciosa cuyo control rutinario es clave para evitar consecuencias graves para la visión del perro o el gato afectado. La blefaritis granulomatosa, la blefaroconjuntivitis, uveítis o la epiescleroqueratitis son algunas de las enfermedades oculares asociadas a la leishmaniosis

¿Qué es la leishmaniosis y por qué se produce?

La Leishmaniosis es una enfermedad silenciosa de origen subtropical provocada por un parásito en la sangre que se transmite por la picadura de un insecto parecido al mosquito denominado flebótomo. Países como España, Portugal, Italia y otros países de la cuenca mediterránea son los más afectados por esta enfermedad.

En España es una enfermedad endémica. El incremento de la temperatura global y la escasez de lluvias han convertido a nuestro país, al igual que a otros del sur de Europa, en un lugar que favorece el desarrollo del flebótomo.

La leishmaniosis puede afectar al 35% de perros en algunas regiones de España, con graves consecuencias para su expectativa de vida

Se estima que en España, el 7% de la población canina está infectada (cada vez aparecen más casos en gatos) aunque en ciertas regiones la infección llega al 35%.

Según datos de un reciente estudio, la expectativa de vida para un perro enfermo es de 2 a 5 años según el 57% de los veterinarios, y de más de 5 años, según el 29%.

Leishmania-by-Michael-Wunderli

Leishmania by Michael Wunderli

La prevención es clave para evitar el contagio pues no hay curación efectiva

No existe una cura efectiva contra esta enfermedad, una vez se contrae suele ser crónica, por lo que la prevención se convierte en el arma más eficaz para luchar contra ella. Los síntomas son muy variados, siendo los más frecuentes las lesiones en la piel, pérdida de apetito y de peso, fiebre, hemorragias nasales y problemas oculares.

¿Qué problemas oculares puede provocar la leishmaniosis?

En relación a este último aspecto, el IVO ha recopilado una serie de patologías oculares asociadas a la Leishmania con la finalidad de detectarlas y tratarlas a tiempo para que nuestras mascotas tengan mejor calidad de vida:

Blefaritis granulomatosa

Muchas veces la blefaritis en la Leishmania, al contrario que otras blefaritis, evolucionan formando pequeños nódulos que a veces se pueden alcanzar los 3-5mm. En ocasiones esta patología provoca a su vez lesiones ulcerativas o erosiones en la piel que pueden llegar a sangrar.

Blefaroconjuntivitis granulomatosa

Este tipo de blefaritis se caracteriza por la aparición de pequeños nodulos, engrosamiento y rugosidad de la conjuntiva (en lugar de ser fina y lisa).

Normalmente estas inflamaciones palpebrales y conjuntivales no causan picor, ni dolor.

Epiescleroqueratitis

Las epiescleroqueratitis son inflamaciones en las que la esclera y la córnea se engrosan, hay un aumento de los vasos sobre todo en la córnea (ojo más rojo) y, en ocasiones, pueden aparecer granulomas en la esclera o la córnea.

Uveítis

La uveítis es la inflamación de la úvea, una capa interna del ojo, y está formada por tres estructuras: el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. La inflamación de la úvea por la leishmania es grave puesto que puede llevar a la perdida total de la visión del ojo afectado.

Uveítis granulomatosa

En la uveítis granulomatosa se forman pequeños nódulos en la úvea, el iris o en los cuerpos ciliares.

¿Cuál es el tratamiento de los problemas oculares de la Leishmaniosis?

Para todas estas lesiones en los ojos existen tratamientos adecuados pero que en muchas ocasiones, van a ser crónicos puesto que la curación total de la leishmania muy poco frecuente. Ante todo es necesario tratar la leishmaniosis con medicación sistémica. Mediante medicación tópica (corticoides) ayudamos a eliminar los granulomas tanto en el interior del globo ocular como en la conjuntiva.

Es importante, según señala el Doctor Paco Simó, detectar estas enfermedades cuando solamente afectan a la conjuntiva o al párpado (partes más externa del ojo) que no esperar que haya lesiones intraoculares pues van a ser más difíciles de tratar.

Así pues, la prevención (vacunas, collares, pipetas) de esta enfermedad y los controles rutinarios ayudarán a mejorar la calidad de vida de nuestras mascotas.

El flebótomo es un insecto similar al mosquito que transmite la Leishmaniosis

El flebótomo es un insecto similar al mosquito que transmite la Leishmaniosis. Foto: U.S. Dept. Agr.

 

4 comentarios

  • Flora Covarrubias says:

    A mi perro le recetaron Clavumass de 500mg dos veces al dia, y Furacin crema 3 veces al dia por un dos meses, el caso es que a los picos dias vuelve aparecer. El veterinario indicó repetir la dosis, pero sigue igual. Ya tiene 6 meses con esta enfermedad.
    Hay algún medicamento que cure completamente. Espero su respuesta. Gracias

    • IVO says:

      Flora, normalmente la enfermedad de la Leishmaniosis no se cura pero sí se pude controlar con tratamiento. Aunque hemos visto casos en los que se ha curado, lo habitual es que los pacientes que la padecen precisen de tratamiento crónico.

  • Sara says:

    Mi perra lleva 4 años con lehismania y ahora de repente a perdido la vista,no sabemos qué hacer,si tiene solución,estamos desesperados

    • IVO says:

      Sara, deberíais llevarla con urgencia a visitar para diagnosticar la causa de la ceguera y poner tratamiento lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *