¿Los perros pueden tener orzuelos?


Los orzuelos son inflamaciones de las glándulas que ayudan a formar la lágrima. En perros pueden aparecer de forma aislada o como múltiples nódulos en ambos ojos (Meibomitis o Adenitis tarsal). Revisamos el caso de Ada, una Schnauzer con este problema que se curó con antibióticos y antiinflamatorios.

Ada completamente recuperada de sus orzuelos

Ada completamente recuperada de sus orzuelos. Foto: Propietarios de Ada.

Sintomas y antecedentes del caso

Ada es una perrita Schnauzer de ocho años de edad que acudió a nuestro centro debido a la aparición aguda de múltiples nódulos en ambos párpados que no respondían al tratamiento inicialmente instaurado.

Perro con múltiples orzuelos en ambos ojos. Caso Ada.

Ojos de Ada a su llegada al IVO, con múltiples orzuelos. Foto: IVO

¿Qué es la Meibomitis?

En los párpados existen varios tipos de glándulas secretoras que producen parte de los componentes de la lágrima. La infección en alguna de estas glándulas provoca una inflamación y abultamiento conocido comúnmente como orzuelo. Cuando dicha infección se produce en múltiples glándulas se denomina Meibomitis o Adenitis tarsal.

Las bacterias más comunes en estas infecciones son los Staphylococcos spp aunque hay enfermedades como la Leishmaniosis que pueden dar inflamaciones de aspecto similar. Al tratarse de una infección esporádica puede aparecer a cualquier edad y en cualquier raza.

Los signos que se pueden observar en esta patología son prurito (o picor en la zona), dolor, ojo rojo y secreciones oculares mucosas desde blanquecinas a amarillentas-verdosas.

Pruebas Diagnósticas

En la exploración oftalmológica de Ada, se detectaron múltiples nódulos rosados en la zona externa e interna de los párpados de ambos ojos sin ninguna otra alteración a nivel  intraocular.

Se realizó una citología, es decir, una punción de los nódulos para evaluar su contenido al microscopio y poder orientarnos hacia un diagnóstico. Se observaron múltiples bacterias y células inflamatorias confirmando así una Meibomitis.

En casos graves  o resistentes al tratamiento inicial puede ser necesario realizar pruebas adicionales como un cultivo con antibiograma.

Tratamiento de orzuelos en perros

El tratamiento de elección consiste en la aplicación de paños calientes durante 5 minutos, varias veces al día en la zona de los párpados para reblandecer la zona, favorecer la salida de material purulento de las glándulas y aumentar la penetración de la medicación.

Deben aplicarse pomadas oftálmicas antibióticas y antiinflamatorias varias veces al día y se deberá administrar antibióticos orales específicos.

Frecuentemente es necesario realizar un tratamiento largo para eliminar bien la infección y evitar recaídas.  A pesar de la correcta curación,  la Meibomitis puede reaparecer en algunos animales.

Ada respondió muy bien a los pocos días de iniciar el tratamiento y en tan solo 20 días se recuperó totalmente y pudimos darle el alta.

A los 10 días de iniciar el tratamiento Ada estaba mucho mejor pero aún le quedaban restos de inflamación.

Perro con orzuelos en ambos ojos, a los 10 días de tratamiento (Caso Ada)

Ojos de Ada a los 10 días de tratamiento para curar sus orzuelos. Foto: IVO

Perro con orzuelos en ambos ojos, a los 20 días de tratamiento (Caso Ada)

Ojos de Ada a los 20 días de tratamiento para curar sus orzuelos. Foto: IVO

 

A los 20 días de tratamiento Ada ya estaba totalmente curada. Decidimos prolongar el tratamiento tópico una semana más para evitar recaídas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *