Quiste dermoide corneal, conjuntival o palpebral

Los quistes dermoides pueden ser muy molestos, e incluso peligrosos para la visión si rozan la córnea. Es importante que el tratamiento se haga bien al inicio para evitar que se reproduzcan.

¿Qué es un quiste dermoide corneal?

El quiste dermoide es una capa de piel o tejido epidérmico, habitualmente con pelo, en distintas partes del interior del ojo o a su alrededor: en la conjuntiva (quiste dermoide conjuntival), en la córnea (quiste dermoide corneal), en ambas a la vez, o en el borde de los párpados (quiste dermoide palpebral).

Se trata de una patología congénita, y es especialmente frecuente en razas como el bulldog francés.

bulldog-frances-by-Eduardo-Merille

Los bulldog francés tienen predisposición a los quistes dermoides. Foto: Eduardo Merille on Flickr

Síntomas

El quiste dermoide suele detectarse por la aparición de pelos dentro del ojo.

Los quistes dermoides pueden variar en forma, tamaño y ubicación. Los que aparecen en la córnea suelen apreciarse a simple vista en cachorros recién nacidos, o en la primera revisión veterinaria, aunque en ocasiones el propietario se da cuenta cuando el animal ya es mayor.

No suelen crecer, pero pueden ser muy molestos para el paciente, especialmente si los pelos rozan la córnea, lo que en los casos más graves puede provocar úlceras.

Tratamiento

La solución es quirúrgica, y su pronóstico será mejor o peor según su localización y tamaño. Es importante retirar por completo el quiste para evitar su reaparición.

Si las molestias no lo impiden, es aconsejable esperar a realizar la intervención cuando el animal haya pasado sus primeras vacunas, esté bien de defensas y se hayan descartado otro tipo de patologías para evitar riesgos.

Expectativas (pronóstico) y posibles complicaciones

La intervención no presenta especiales complicaciones en el postoperatorio, y en general tiene buen pronóstico.

¿Cuándo contactar al oftalmólogo veterinario?

Es aconsejable la visita en cuanto se detecten molestias para el animal, ya que el crecimiento anómalo de pelos puede ocasionar úlceras.

¿Se puede evitar?

Al ser una patología congénita, no es posible evitar su aparición, pero sí el desarrollo de complicaciones posteriores.

Quiste dermoide corneal en un Teckel pelo duro

Quiste dermoide corneal en un Teckel pelo duro

Quiste dermoide corneal en un Bulldog Francés

Quiste dermoide corneal en un Bulldog Francés

Quiste dermoide corneal en un Teckel pelo duro

Quiste dermoide corneal en un Teckel pelo duro

 

Videos relacionados


Cirugía de un quiste dermoide corneal en un perro de raza Teckel de pelo duro. La técnica utilizada es una queratectomía superficial e injerto de membrana amniótica. Realizada por Paco Simó en el Instituto Veterinario Oftalmológico (IVO). Todos los derechos reservados.

Nombres alternativos

Quiste dermoide, quiste de piel, quiste dermoide palpebral, quiste dermoide corneal, quiste dermoide conjuntival, quiste corneo-conjuntival.

Información validada por el Dr. Paco Simó , oftalmólogo del Instituto Veterinario Oftalmológico de Barcelona. Todos los derechos reservados. Última actualización: 2015.