Inicio|Enfermedades y tratamientos oculares|Síndrome del ojo seco

Síndrome del ojo seco

Compartir
Contenido médico revisado por Dr. Paco Simó, oftalmólogo veterinario de IVO. Última actualización: 19 Mayo 2021

El ojo seco es una patología bastante compleja que requiere de un seguimiento continuo. En casos graves pueden aparecer úlceras y opacidades corneales, que pueden llegar a provocar déficit visual importante.

Bulldog francés

Razas como el Bulldog Francés tienen mayor predisposición a desarrollar el síndrome de ojo seco. Foto: Artur Malinowski

¿Qué es el síndrome de ojo seco?

El ojo seco es una enfermedad multifactorial y compleja que afecta a la superficie ocular y que produce molestias, problemas visuales y, en algunos casos, lesiones en la córnea y la conjuntiva.

Se trata de una enfermedad crónica que afecta a muchos perros y gatos, y requiere un diagnóstico y tratamiento personalizados. Existen varias causas y tipos de ojo seco que implican diferentes grados de severidad y que requieren estrategias terapéuticas individualizadas para obtener los mejores resultados.

Glándulas lacrimales y superficie ocular

Partes del ojo que intervienen en el síndrome de ojo seco. Glándulas de Meibomio, superficie ocular y capas de la película lagrimal. Imagen: IVO

A pesar de su nombre, el ojo seco es mucho más que, simplemente, «no tener lágrima»

Síntomas

  • Sequedad ocular
  • Enrojecimiento de la conjuntiva (ojo rojo)
  • Parpadeo frecuente y necesidad de rascarse los ojos
  • Escozor, molestias o dificultad para mantener los ojos abiertos
  • Lagrimeo
  • Aumento de secreciones mucosas o mucopurulentas (legañas)
  • Fotofobia (intolerancia anormal o molestia excesiva por la luz)
  • Pérdida de visión

En algunas mascotas, las molestias que produce el ojo seco estimulan la secreción de la glándula lagrimal principal, produciendo paradójicamente el llamado lagrimeo.

Con frecuencia estos síntomas se acentúan en situaciones relacionadas con un aumento de la evaporación (calor, viento, aire acondicionado).

Síntomas de ojo seco

Causas

Generalmente el ojo seco se produce por:

  • déficit de lágrima (por falta de producción o excesiva evaporación)
  • lágrima de mala calidad (falta o alteración de los lípidos o mucina que componen la lágrima)
  • blefaritis (inflamación del párpado).

Las causas son muy diversas y pueden darse de forma aislada o confluir varias de ellas.

Los principales factores de riesgo del ojo seco son:

  • Enfermedades como diabetes o hipotiroidismo
  • Edad avanzada
  • Alergias
  • Razas braquicefálicas (con ojos muy saltones)
  • Uso de fármacos como colirios (para el glaucoma), sulfamidas o antihistamínicos (para la alergia)
  • Tratamientos con quimioterapia o radioterapia
  • Haberse sometido a una cirugía ocular
  • Factores ambientales (aire acondicionado, calefacción, ambientes secos o muy contaminados…)
  • Alimentación (déficit vitamínico)
  • Enfermedades autoinmunes

Tipos de ojo seco

Acuodeficiente: Por falta de producción de lágrima, generalmente del componente acuoso.

Evaporativo: Por una evaporación rápida de la lágrima. Es el motivo más frecuente, causado principalmente por la disfunción de las glándulas de Meibomio o por imposibilidad de parpadeo completo (en animales con ojos saltones, etc.).

Inflamatorio: Por inflamación clínica o subclínica.

Neurotrófico: Por déficit en la inervación de la córnea, lo que limita la secreción de lágrima y la regeneración de la superficie ocular.

Estructura de la lágrima

Composición de la película lagrimal. Imagen: IVO

Determinar correctamente el tipo de ojo seco mediante un examen oftalmológico exhaustivo y pruebas diagnósticas específicas es la clave para una orientación individualizada y un tratamiento a medida y eficaz.

Pruebas diagnósticas

Tratamiento

En función de la causa y de las características del paciente, el ojo seco puede requerir distintos tratamientos diseñados a medida. Más allá de las lágrimas artificiales (preferiblemente de ácido hialurónico y sin conservantes) y de las pomadas lubricantes, existen tratamientos en consulta que contribuyen eficazmente a mejorar la sintomatología:

  • Higiene palpebral: Aplicar calor sobre los párpados, masajearlos y limparlos con solución jabonosa, geles o toallitas específicas. Así se elimina el exceso de bacterias y de secreciones.
  • Medidas ambientales: Evitar calefacción, aire acondicionado, ventiladores y ambientes contaminados o polvorientos. Usar humidificadores.
  • Proteger los ojos con gafas.
  • Hidratar los ojos con lágrimas artificiales.
  • Consumir suplementos ácidos grasos, especialmente omega 3 en altas dosis para mejorar la calidad de la lágrima.
  • Administrar antiinflamatorios u antiobióticos tópicos o vía oral, bajo prescripción del especialista.
  • Tratamientos específicos con células madre.
  • Cirugías como el injerto de mucosa bucal o la transposición del conducto de Stenon.
Círculo vicioso del ojo seco

Círculo vicioso del ojo seco. Imagen: IVO

Al ser una enfermedad crónica, el tratamiento del ojo seco no finaliza al salir de la consulta, sino que requiere de una serie de cuidados y hábitos que se deben realizar en casa.

¿En qué animales es más frecuente?

El ojo seco es más frecuente en pacientes mayores.

Hay razas más predispuestas, como los perros de morro chato o braquicefálicos (Bulldog Francés, Bulldog Inglés o Carlino), que pueden padecer ojo seco con pocos años o meses de edad.

¿Se puede prevenir?

En animales braquicefálicos, que tarde o temprano, van a desarrollar síndrome de ojo seco, se puede iniciar el tratamiento de forma preventiva.

Evitar en la medida de lo posible situaciones que aumentan la evaporación lagrimal puede prevenir la aparición de síntomas de ojo seco: exceso de sol o viento, uso de calefacción, secadores o aparatos de aire acondicionado.

Paco Simó, director médico del IVO, explica qué es el síndrome de ojo seco y cómo se trata:

ojo-seco1-web

El ojo seco es una patología compleja que puede ocasionar úlceras u opacidades corneales. Foto: IVO

 

ojo-seco3-web2

La mayoría de pacientes con ojo seco deben tratarse toda la vida con lágrimas artificiales y/o estimuladores de la secreción de lágrimas. Foto: IVO.

 

Perro con síndrome de ojo seco operado de úlcera corneal infectada

Lara es una pincher de 11 años que acudió al IVO con una úlcera infectada y muy profunda que tuvimos que operar de urgencia. La recuperación fue lenta pero buena, y desde entonces hemos estado tratando su problema de ojo seco. Lara ha mejorado muchísimo, ha pasado de no producir nada de lágrima a presentar valores normales. Foto: IVO.

 

¿Quieres saber más? Artículos relacionados...

4 comentarios

  1. Carlos21 noviembre, 2019 | 1:13 am
    Buen dia doctor quisiera saber si me redomienda algun suplemento alimenticio para combatir esta enfermedad degenerativa tengo una perra bulldog ingles y la enfermedad se le ha complicado e ultimammente no parece hacerle efecto nada le comenzo en un ojo y ahora en el otro,mire en sitio como este que el omega 3 puede ayudar quisiera saber si hay otro suplemento alimenticio que pueda ayudar.

    • IVO22 noviembre, 2019 | 11:50 am
      Carlos, sí, los suplementos alimenticios o complejos vitamínicos con Omega 3 ayudan en estos casos.

  2. Pepa Moscardó Guaita3 noviembre, 2019 | 10:44 pm
    Tengo una perra de 5 años y 7 kg de peso que empezó con parpadeos y cierre del ojo izquierdo,ese mismo día el veterinario diagnosticó una úlcera ocular e iniciamos Tto con Atropina al 1% 1 gota 3 veces al día durante 4 días +Tobres 1 gta 3 veces al día durante dos semanas
    Pasados 6 días empeoró y tras verla el veterinario me dijo que la úlcera estaba curada pero que ahora tenía una Uveitis y la pupila ocupaba todo su ojo que tenía un aspecto azulado.
    La vio un oftalmologo veterinario y tras todo tipo de análisis, ecografía, fondo de ojo ….. me explico que parecía una lesión por traumatismo de trigémino,también tiene 1/2 nariz seca la parte izquierda
    Le puso tratamiento con Recugel+Oftalmowell+Liquifilm de 15 Ml al que le añadí 1 ml de Pilocarpina al 2% 1 gets cada 8h de cada y el Recugel cada 2 ò 4 h siempre que lo necesitara.
    Llevo desde el dia 25 de Octubre poniéndole el Recugel cada dos horas de día y de noche, pero mi perrita no esta mejorando ¿Que mas puedo hacer?
    ¿Creen que el tratamiento es el adecuado ?
    Que puede haber pasado?

    • IVO5 noviembre, 2019 | 1:09 pm
      Pepa, sin visitar a la paciente es muy difícil aconsejar sobre un cambio de tratamiento, más aún si se le han practicado tantas pruebas. Sentimos no poder ser de más ayuda, pero no nos es posible darte una respuesta desde aquí. Saludos.