Inicio|Enfermedades y tratamientos oculares|Proptosis ocular, o salida del globo ocular de su órbita

Proptosis ocular, o salida del globo ocular de su órbita

Compartir
Contenido médico revisado por Dr. Paco Simó, oftalmólogo veterinario de IVO. Última actualización: 25 Enero 2022

La proptosis ocular es la salida del globo ocular de su órbita, de forma que queda atrapado por delante de los párpados, que a su vez impiden su reintroducción espontánea.

Las proptosis en perros y otros animales suelen deberse a traumatismos como golpes, peleas entre animales, atropellos, etc.

¿Qué hacer ante una urgencia grave como el prolapso ocular?

La proptosis ocular es una urgencia que debe corregir inmediatamente un especialista para reducir el riesgo de pérdida irreversible de visión.

 

Mientras se llega hasta el centro veterinario, lo recomendable es mojar unas gasas con suero o agua y mantener ese globo ocular mojado para evitar que se reseque.

Posibles complicaciones

El pronóstico visual tras una proptosis es reservado, puesto que al salir el ojo de la órbita puede producirse una tracción o incluso una rotura del nervio óptico.

Algunas de las patologías que pueden surgir como consecuencia de esta patología son:

  • Esotropía u ojo desviado: Es habitual la ruptura de los músculos extraoculares en el proceso (generalmente el músculo recto medial), lo que puede provocar que el ojo afectado quede desviado hacia afuera.
  • Úlcera por exposición: Al quedar el globo ocular expuesto fuera de su órbita, o por el propio traumatismo, pueden producirse úlceras oculares.
  • Falta de sensibilidad corneal
  • Ceguera por afectación del nervio óptico o por desprendimiento de retina
Proptosis ocular - caso Black

Black es un chihuahua que sufrió la mordedura de otro perro, causándole una proptosis del ojo izquierdo. Gracias a que sus propietarios le llevaron a urgencias, la intervención pudo ser rápida y a las tres semanas del accidente Black ya había recuperado su visión. Foto: IVO.

Razas más predispuestas

Las razas llamadas braquicéfalas, como el Bulldog Francés o el Carlino, son más propensas a sufrir proptosis oculares ya que su órbita es más aplanada y la abertura palpebral es mayor.

Imágenes y caso clínico

Puedes consultar aquí los detalles del caso Homer, un perro raza carlino a quien la recolocación urgente del globo ocular y el posterior tratamiento de cicatrices corneales le ha permitido preservar la visión: Caso clínico de prolapso  ocular, una urgencia grave en un carlino. (Caso Homer).

Proptosis o prolapso globo ocular perro carlino

Proptosis ocular en un perro de 3 meses raza carlino (Caso Homer). Foto: IVO

 

Post cirugía proptosis o prolapso ocular perro carlino

Fotografía del caso anterior (Caso Homer) a los 4 meses de la operación y posterior tratamiento de cicatrices corneales. Ojo visual. Foto: IVO

 

¿Quieres saber más? Artículos relacionados...