Atrofia progresiva de la retina


¿Qué es la atrofia progresiva de la retina?

En la retina hay dos tipos de neuronas fotorreceptores: los bastones (situados más en la periferia de la retina) y los conos (ubicadas más cerca del centro). Estos fotorreceptores se van deteriorando de forma progresiva por lo que la retina no tiene capacidad de captar la luz y, al no poder enviar información al cerebro, el animal va dejando de ver de forma paulatina. En muchas ocasiones, es difícil de detectar y el amo no se da cuenta hasta que la enfermedad está muy avanzada.

Es una enfermedad hereditaria que afecta a los dos ojos por igual, hay razas más predispuestas que otras pero puede afectar a cualquier raza y animal. En el caso de los perros, algunas de estas razas son el Caniche, Cocker, Labrador, Golden Retriever o el Bichon Maltés.

atrofia-progresiva-retina-2

¿A qué edad suele aparecer?

Suele manifestarse de manera grave a partir de los 8 años pero la enfermedad empieza a partir de los 2-3 años.

golden-retriever-Jordan-Pete-Markham

¿Cómo se manifiesta y cuáles son sus síntomas?

Las primeras neuronas que se ven afectadas son los bastones. Esto se manifiesta cuando los perros dejan de ver bien en situaciones de luz más tenue y se muestran más inseguros. Muchos amos empiezan a notar que algo le ocurre a su mascota cuando les sacan a pasear por la calle en zonas con poca luz.

Cuando están en este punto normalmente los fotorreceptores-bastones no funcionan y solamente quedan los conos, que aún les permiten ver de día.

Así pues los animales tienen dificultades para ver los objetos, tienen las pupilas dilatadas al no responder correctamente a la luz. Es una enfermedad de la retina que en muchas ocasiones va acompañada del desarrollo de una catarata.

atrofia-progresiva-retina

¿Cuál es su tratamiento?

La atrofia progresiva de la retina no tiene tratamiento curativo al ser degenerativa pero sí existen tratamientos que pueden retrasarla, por lo que es importante el diagnostico precoz para iniciar el tratamiento lo antes posible. Es importante realizar revisiones de forma periódica en las mascotas, sobre todo en razas con mayor predisposición y, en perros que de jóvenes hayan sufrido cataratas, pues ambas patologías en ocasiones están relacionadas.

Algunas de las tratamientos que se utilizan son los vasodilatadores periféricos, vitaminas y suplementos de luteína.

 

Fotos retina: IVO
Foto “Jordan The Golden Retriever”: Pete Markham