Inicio|Casos|Pérdida de visión por Rickettsia y Ehrlichia en perros – Caso Terri

Pérdida de visión por Rickettsia y Ehrlichia en perros – Caso Terri

Compartir
Contenido médico revisado por Dr. Paco Simó, oftalmólogo veterinario de IVO. Última actualización: 11 Junio 2019
Caso Ricketsia-Erlichia en perros
Terri, un perro con Rickettsia y Ehrlichia, además de atrofia progresiva de retina

La picadura de la garrapata puede transmitir enfermedades sistémicas que causan pérdida de visión, como la infección por Rickkettsia conorii y Ehrlichia canis que padecía Terri.

Síntomas

Terri, un West Highland White Terrier de 11 años, vino por primera vez al IVO porque los propietarios habían notado pérdida de visión.

Diagnóstico y tratamiento

Tras una exploración oftalmológica completa observamos una inflamación en la retina que nos hizo sospechar que Terri pudo haber contraído alguna enfermedad infecciosa, por lo que decidimos empezar con la medicación a la espera de los resultados de las analíticas recomendadas.

Unos días más tarde, los resultados confirmaron la presencia de Rickkettsia conorii y Ehrlichia canis, enfermedades sistémicas transmitidas por la picadura de garrapata.

Lamentablemente a Terri también le diagnosticamos atrofia progresiva de retina, una enfermedad hereditaria que causa pérdida de visión en los dos ojos. No tiene tratamiento curativo, pero se puede retrasar su desarrollo si se detecta a tiempo, como así ha sucedido en el caso de Terri.

La recuperación visual de Terri no se espera que sea completa pero, gracias a su diagnóstico temprano, sí lo suficiente para que pueda desarrollar su vida con normalidad.

Caso Ricketsia-Erlichia en perros

Medición de la presión ocular de Terri.

Caso Ricketsia-Erlichia en perros

Examen de la retina con el retinógrafo ocular

Caso Ricketsia-Erlichia en perros

Exploración con oftalmoscopio indirecto

Enfermedades sistémicas y visión

Como en el caso de las enfermedades endocrinas, algunas enfermedades infecciosas pueden provocar problemas oculares al cabo del tiempo, como es el caso de la Erlichia y la Rickettsia.

Y al revés, tal como le ocurrió a Terri, si la sospecha de enfermedad infecciosa surge en la consulta oftalmológica, su exploración detallada ayuda a la identificación del tipo de enfermedad infecciosa de que se trata, y por tanto a la elección del tratamiento más adecuado.

Con el objetivo de ayudar en la detección temprana de este tipo de enfermedades, y evitar pérdida de visión de los pacientes, el IVO organizó el  Congreso sobre Manifestaciones Oculares de enfermedades sistémicas, que reunió a cerca de un centenar de veterinarios para debatir sobre distintos tipos de enfermedades sistémicas que pueden afectar a la visión: endocrinas (diabetes y Sindrome de Cushing), vasculares (hipertensión) o infecciosas y parasitarias (Leishmania, herpes e uveítis infecciosas). Puedes consultar aquí las conclusiones del Congreso, o ver los videos de las distintas ponencias (restringido a profesionales).

¿Quieres saber más? Artículos relacionados...

Tu opinión importa

Pregunta lo que no te quede claro, cuéntanos tu caso, valora el artículo, envíanos referencias de otros artículos.
Tu e-mail no será publicado. Todos los campos son obligatorios.

No hay comentarios