Inicio|Casos y consejos|Casos|Úlcera ocular “melting” en un gato – Caso Bagheera

Úlcera ocular “melting” en un gato – Caso Bagheera

Compartir
Contenido médico revisado por Dr. Paco Simó, oftalmólogo veterinario de IVO. Última actualización: 5 Mayo 2020
Gato con úlcera colagenasa o melting - Caso Bagheera
Bagheera con la visión del ojo totalmente recuperada

Las úlceras infectadas “melting” no son fáciles de combatir. Se requiere paciencia y constancia en la aplicación de distintos tratamientos para curarlas y minimizar cicatrices.

Síntomas y antecedentes

Bagheera es una gatita de raza exotic de 16 años de edad que acudió al IVO porque su ojo izquierdo presentaba una tela blanquecina desde hacía unos 10 días y sus propietarios le notaban el ojo hinchado.

El ojo de Bagheera lagrimeaba mucho, lo mantenía cerrado y tenía mucho dolor.

Exploración y pruebas diagnósticas

Durante la exploración oftalmológica, tras instilar una gota de colirio anestésico, pudimos observar una úlcera corneal infectada (úlcera colagenasa o “melting”).

La úlcera abarcaba prácticamente el 90% de la córnea, presentaba una gran inflamación en la conjuntiva y vasos sanguíneos en la periferia de la misma.

Test de fluoresceína de ojo de gato con úlcera melting - Caso Bagheera

Fotografía de test de fluoresceína del ojo izquierdo de Bagheera a su llegada al IVO. Foto: IVO.

Se obtuvo una citología de la lesión para determinar qué tipo de bacterias estaban instauradas y así poder emplear el mejor antibiótico.

Se realizó una tomografía de coherencia óptica (OCT) para determinar el espesor de la córnea. En las imágenes se puede ver cómo el espesor de la córnea de Bagheera estaba aumentada de tamaño por la inflamación provocada por la infección.

Tomografía de coherencia óptica (OCT) de gato con úlcera colagenasa - Caso Bagheera

Tomografía de coherencia óptica (OCT) de Bagheera. Foto: IVO.

¿Qué es una úlcera colagenasa?

Las úlceras colagenasa o “melting” son úlceras altamente infectadas que afectan a capas medias y profundas de la córnea, pudiendo incluso llegar a perforar el ojo. Debido a las enzimas proteolíticas y colagenasas que liberan las bacterias, la córnea pierde su rigidez y adopta una tonalidad azulada y un aspecto gelatinoso, de ahí su apodo “úlcera melting”.

No son úlceras fáciles de combatir, se requiere paciencia y constancia en la aplicación de distintos tratamientos para curarlas, conservar la integridad del globo ocular y recuperar la transparencia de la córnea.

Los tratamientos pueden ser médicos o quirúrgicos, y dependen del grado de infección y del espesor de la córnea. En el IVO disponemos de una novedosa técnica, el crosslinking corneal, que ayuda al control de la infección evitando que ésta progrese. Es una técnica que en muchas ocasiones puede realizarse únicamente con sedación.

Tratamiento

En el caso de Bagheera, debido a su edad y al soplo que tenía en el corazón, optamos por iniciar un tratamiento tópico y sistémico, pese a ser más lento y tener mayor probabilidad de dejar cicatriz que si utilizamos el crosslinking corneal.

Los resultados de la citología permitieron determinar el tipo de bacterias que estaban causando la infección e instaurar el tratamiento antibiótico adecuado para iniciar el proceso de regeneración corneal.

Ojo de gato con úlcera colagenasa o melting en tratamiento de 2 semanas

Ojo de Bagheera a las 2 semanas de tratamiento. Foto: IVO.

Test de fluoresceína a los dos meses de tratamiento de úlcera colagenasa en gato - Caso Bagheera

Test de fluoresceína a los dos meses y medio de tratamiento. Se nota la mejoría y el test de fluoresceína es negativo. Foto: IVO

Tomografía de coherencia óptica (OCT) de gato con úlcera colagenasa

OCT de Segmento Anterior de Bagheera a los dos meses y medio de tratamiento. Foto: IVO.

Test de fluoresceína de ojo de gato con úlcera melting los 2 meses de tto - Caso Bagheera

Aspecto del ojo a los 5 meses de tratamiento. Se nota la mejoría y el test de fluoresceína es negativo. Foto: IVO.

 

A los 15 días de tratamientos orales y tópicos la úlcera había disminuído hasta abarcar un 25% de la superficie corneal, y Bagheera ya no tenía apenas dolor.

Dos meses después, la ulcera córneal habia desaparecido por completo y se podía visualizar perfectamente el interior del globo ocular.

En este momento se retiraron los antibióticos y se inició un tratamiento tópico para disminuir la cicatriz y los vasos sanguíneos restantes en la córnea.

Actualmente, Bagheera puede ver perfectamente con su ojo izquierdo, no presenta dolor y apenas son notables las secuelas de su úlcera colagenasa.

 

Gato con úlcera colagenasa o melting - Caso Bagheera

Bagheera con la visión del ojo totalmente recuperada.

 

 

¿Quieres saber más? Artículos relacionados...