Inicio|Enfermedades y tratamientos oculares|Cortes o laceraciones en los párpados

Cortes o laceraciones en los párpados

Compartir
Contenido médico revisado por Dr. Paco Simó, oftalmólogo veterinario de IVO. Última actualización: 4 Agosto 2021

Si se reparan cuanto antes y de la forma correcta, las lesiones en los párpados cicatrizan muy rápido. Es importante evitar infecciones y asegurarse de que el resto de estructuras oculares no estén afectadas.

Postcirugía de laceración palpebral en perro. Caso Chispas

A los 10 días de la cirugía, la herida en el párpado de Chispas ya estaba cicatrizando perfectamente. Foto: IVO

 

Las laceraciones, cortes o heridas palpebrales en perros y gatos suelen ser motivo de urgencia como consecuencia de un traumatismo (mordeduras, golpes, roce con objetos afilados, etc.), y muy a menudo después de una pelea entre animales.

Síntomas

Los cortes en los párpados suelen ir acompañados de hinchazón o edema, que en ocasiones puede ser muy llamativo. También suele haber sangrado de la zona.

Diagnóstico

Ante un párpado hinchado o que sangra después de un traumatismo es necesario valorar la lesión palpebral, pero también es importante realizar una exploración ocular completa para descartar posibles anomalías en el resto de las estructuras oculares.

Tratamiento

Los párpados contienen muy buena vascularización, por lo que las lesiones palpebrales cicatrizan muy rápido cuando se reparan de forma correcta.

Existen varios factores que determinan las laceraciones palpebrales y su tratamiento, que puede requerir cirugía:

  • Momento desde la lesión: es un factor que afecta al grado de contaminación bacteriana.
  • Afectación del margen palpebral y de las estructuras del sistema lacrimal: según la extensión de la lesión puede ser necesaria la reconstrucción plástica.

Es muy importante realizar la reparación del daño tan pronto como sea posible y mantener la zona afectada limpia para evitar infecciones. El uso de soluciones antisépticas oculares puede ayudar a ello.

Si los márgenes palpebrales están afectados, es muy importante aproximarlos y suturarlos con precisión para evitar posibles complicaciones, como pueden ser ectropion o úlceras corneales.

Además, siempre que sea posible, debe intentarse la reparación de lesiones en los orificios lagrimales, sobre todo en los inferiores, ya que un drenaje lagrimal inadecuado puede producir epífora o lagrimeo excesivo.

Tras la intervención quirúrgica normalmente se recomienda el uso de antiinflamatorios debido a que los párpados, al estar muy irrigados, tienden a inflamarse y se producen deformaciones muy llamativas durante el proceso inflamatorio.

Muchas veces será recomendable el uso de antibióticos y antisepticos para controlar la infección de la zona, especialmente en los casos de traumas por mordedura o arañazos.

Debido al edema, inflamación, dolor del traumatismo o proceso de cicatrización, puede ser que en el post operatorio la mascota tenga picor e intente frotarse. Para evitarlo se utilizan collares isabelinos y analgésicos/antiinflamatorios orales

Los puntos de sutura se suelen extraer a las dos semanas, pero dependerá de la evolución y de la cirugía requerida para reparar los daños.

Caso clínico

Chispas es un Yorkshire de 8 años que había recibido una mordedura de perro una semana antes de acudir a nuestra consulta. Nos visitó de urgencia en sábado porque su herida en el párpado no estaba mejorando.

En la exploración oftalmológica pudimos comprobar que el ojo izquierdo no presentaba anomalías, pero en el derecho sí tenía una laceración del párpado superior, con afectación al borde del párpado. No se detectaron otras anomalías en el resto de estructuras oculares.

Ojo canino con laceración palpebral o herida en el párpado. Caso Chispas

Ojo derecho de Chispas, en que puede apreciarse una
laceración del párpado superior con afectación al borde
palpebral. Foto: IVO

Ojo izquierdo de Chispas

Ojo izquierdo de Chispas. Foto: IVO

Procedimos a sedar a Chispas y aplicarle anestesia local para retirar el tejido muerto del párpado (desbridado) y suturar la lesión. La cirugía transcurrió sin complicaciones.

Dado que la lesión había sido producida por una mordida de perro, le prescribimos antibiótico y antiinflamatorio oral, además de colocarle un collar isabelino para evitar que se rascara.

Postcirugía de laceración palpebral en perro

Ojo de Chispas a los 10 días de la cirugía. La herida estaba cicatrizando perfectamente. Foto: IVO

A los diez días de la cirugía, Chispas ya estaba muy cómodo. El tejido estaba cicatrizando bien y no se apreciaron complicaciones.

Una semana más tarde ya pudimos retirarle los puntos y darle el alta.

Ojo de perro tras la retirada de los puntos de cirugía por laceraciones palpebrales. Caso Chispas

Ojo de Chispas después de retirar los puntos. Foto: IVO

Laceraciones Palpebrales perro - Caso Chispas

Chispas a su salida del IVO, una vez retirados
los puntos de la intervención de párpado. Foto:
IVO

¿Quieres saber más? Artículos relacionados...