Inicio|Enfermedades y tratamientos oculares|Vitrectomía. Cirugía de desprendimiento de retina en perros

Vitrectomía. Cirugía de desprendimiento de retina en perros

Compartir
Contenido médico revisado por Dr. Paco Simó, oftalmólogo veterinario de IVO. Última actualización: 1 Febrero 2021

¿En qué consiste?

La vitrectomía es la técnica quirúrgica que se utiliza para extraer el vítreo (gel transparente que ocupa la cavidad interna del ojo) y poder actuar así sobre la retina para recolocarla. Es una técnica especialmente indicada para casos de desprendimiento de retina, así como para otras patologías de retina.

El procedimiento de esta cirugía tan compleja consta de los siguientes pasos:

1. Se extrae el vítreo para que no haga tracción sobre la retina
2. Se introduce un gas pesado, el perfluorocarbono (PFC), para que la retina vuelva a su sitio
3. Se practica una retinopexia láser verde en la zona de los desgarros para fijar la retina
4. Finalmente se inyecta aceite de silicona, que será el substituto del vítreo.
5. En determinados casos, pasado un tiempo, se extrae el aceite de silicona.

Vitrectomía en perro. Procedimiento cirugía. Paso 1Vitrectomía en perro. Procedimiento cirugía. Paso 2Vitrectomía en perro. Procedimiento cirugía. Paso 3Vitrectomía en perro. Procedimiento cirugía. Paso 4 Vitrectomía en perro. Procedimiento cirugía. Paso 5

 

Preparación, duración y anestesia

  • La vitrectomía es una cirugía ambulatoria
  • Tiene una duración de unos 90 minutos
  • Se debe administrar anestesia general
  • El día antes y el mismo día de la intervención puede ser necesario administrar colirios y/o comprimidos según indicaciones, así como la dosis de insulina acordada en caso de paciente diabético
  • El día de la intervención es recomendable no comer
Vitrectomía en perro. Detalles cirugíaVitrectomía en perro. Preparación

Postoperatorio

Después de una cirugía de vitrectomía es recomendable que el paciente no haga movimientos bruscos con la cabeza que puedan desprender de nuevo la retina. En animales es complicado conseguirlo, por lo que es muy importante mantener una especial atención y constancia en los cuidados.

Es recomendable seguir los siguientes cuidados postoperatorios, a confirmar por el especialista en cada caso particular:

  • Evitar el uso del collar (utilizar arnés)
  • Campana para evitar rascados y golpes (15 días)
  • Administración de colirios y/o pomadas según indicaciones
  • Antibiótico y antiinflamatorio oral según indicaciones
  • Evitar actividad física intensa durante varias semanas, según la evolución
  • No bañarse
Vitrectomía en perro. Postoperatorio

Pruebas previas

Para determinar la idoneidad del tratamiento, es indispensable la realización de las siguientes pruebas:

La retinografía es un procedimiento diagnóstico que nos permite, a modo de fotografía, obtener imágenes en color de la retina. Es una prueba que proporciona una información muy valiosa sobre el estado de la retina y el nervio óptico.

Para realizar una retinografía en ocasiones es necesario dilatar la pupila mediante la instilación de colirio para poder observar con mayor extensión la retina. Una vez que la pupila ya está dilatada, se procede a tomar una serie de imágenes con el retinógrafo ocular. Se trata de un procedimiento no invasivo que no ocasiona molestias, por lo que en general se realiza sin necesidad de sedar al paciente.

Aunque inicialmente no provoca ceguera y el propietario de la mascota no suele darse cuenta, un desprendimiento de retina que no se trata correctamente puede provocar pérdida irreversible de visión.

Riesgos y posibles complicaciones

Los riesgos de una vitrectomía son menores que los beneficios que se esperan para mejorar la visión después de la intervención.

Algunos de los posibles riesgos son el sangrado postoperatorio, desprendimiento de retina, aumento de la presión ocular en el postoperatorio, catarata o infección.

La vitrectomía permite recuperar visión en casos de desprendimiento de retina, pero el pronóstico depende del tiempo que se tarde en actuar.

En el caso de Currito, un perro de raza Jack Russell de 3 años operado en el IVO, la cirugía de vitrectomía bilateral fue todo un éxito aunque habían pasado ya algunas semanas del desprendimiento de retina.

Perro con desprendimiento de retina en revisión postcirugia de vitrectomía

Currito es un perro de raza Jack Russell que acudió al IVO por ceguera repentina con 3 años de edad. La cirugía de vitrectomía bilateral fue todo un éxito de recuperación de visión. Foto: IVO.

Desprendimiento de retina en perro - Caso Currito OS

Retinografía del ojo izquierdo de un perro previa a la cirugía, en que se aprecia un desprendimiento de retina regmatógeno. Caso Currito. Foto: IVO.

Retinografía post quirúrgica- caso vitrectomía

Retinografía posterior a la cirugía de vitrectomía del ojo izquierdo de un perro, en que se aprecia la retina recolocada. Caso Currito. Foto: IVO.

 

Video de cirugía


Cirugía de desprendimiento de retina en el ojo de un perro. La técnica utilizada es la vitrectomía con posterior retinopexia e inyección de aceite de silicona para mantener la retina reaplicada.

Más información

 

¿Quieres saber más? Artículos relacionados...