Inicio|Enfermedades y tratamientos oculares|Secuestro corneal felino o necrosis corneal en gatos

Secuestro corneal felino o necrosis corneal en gatos

Compartir
Contenido médico revisado por Dr. Paco Simó, oftalmólogo veterinario de IVO. Última actualización: 4 Noviembre 2021

Qué es

El secuestro corneal, también llamado córnea nigrum, momificación, necrosis o degeneración corneal focal es una enfermedad que afecta el epitelio y estroma (dos de las capas de la córnea) especialmente de gatos domésticos.

En muchas ocasiones tiene su origen en una úlcera superficial. Esta afectación puede ir avanzando en profundidad llegando a ocupar todas las capas de la córnea e incluso llegar a perforarla.

Esta patología puede afectar a ambos ojos y se manifiesta exclusivamente en felinos y caballos. Entre las razas con mayor predisposición a padecerla están los himalaya, siamés, persa o esfinge.

Se caracteriza por la aparición de pequeñas placas marrones o negras en la superficie del ojo:

Síntomas de secuestro corneal

El secuestro corneal se manifiesta en gatos, y en algunos casos en caballos. No se da en perros.

Causas

Actualmente no se conocen las causas con exactitud. Diversos estudios determinan que existe un componente genético en distintas líneas de gatos.

Los gatos persas, esfinge o himalaya están entre las razas más propensas a padecer secuestro corneal felino.

Existen factores que aumentan la predisposición a desarrollar esta enfermedad:

  • Infecciones por Herpesvirus Felino
  • Irritación ocular crónica por exposición constante en gatos de ojos saltones como los Persas.
  • En gatos que padecen entropión (párpado doblado hacia el interior), el roce continuo de los pelos en el ojo podría ocasionar ulceración y necrosis.

Síntomas

Los síntomas más comunes de secuestro corneal son:

  • Placa negruzca/ambarina, generalmente en posición central
  • Dolor ocular y dificultad para mantener los ojos abiertos
  • Fotofobia (intolerancia anormal o molestia excesiva a la luz)
  • Lagrimeo
  • Parpadeo frecuente
  • Secreción mucopurulenta
Síntomas de secuestro corneal

Grupos y factores de riesgo

Los felinos con ojos saltones pueden padecer más fácilmente esta enfermedad al tener mayor facilidad de que se les reseque el centro de la córnea.

Entre las razas de gato con mayor predisposición a padecerla están los himalaya, siamés, persa o sphynx.

Esta patología suele aparecer en gatos adultos y puede afectar a ambos ojos a la vez.

Persas, esfinge o himalaya, entre las razas más propensas a padecer secuestro corneal

Gato esfinge con secuestro corneal tratado en el IVO. Los persas, esfinge o himalaya, entre las razas más propensas a padecer secuestro corneal felino. Foto: IVO

Los ojos saltones de algunas razas de gatos, como los persas, hace que tengan mayor predisposición a padecer necrosis

Los ojos saltones de algunas razas como los persas, hace que tengan mayor predisposición a padecer necrosis / Foto: marimbajlamesa

Caso gato con entropion y secuestro corneal

En el caso de Mia, una gatita de seis semanas con entropión, el roce continuo de los pelos había ocasionado ulceración y necrosis.

Tratamiento

El tratamiento más efectivo es la queratectomía, cirugía en la que se retira el tejido muerto para que la córnea pueda regenerarse lo antes posible.

Cuando las placas momificadas son más profundas, es necesario además realizar injertos corneales para rellenar la zona.

En algunos casos muy poco frecuentes, la zona momificada se desprende por sí sola haciendo innecesaria la intervención. Esto ocurre muy raramente, con lo que es recomendable realizar la operación lo antes posible ante el riesgo de que la necrosis avance hacia capas más profundas. Así evitamos posibles complicaciones que podrían hacer necesario un transplante de córnea.

Prevención

  • Al ser una patología de origen genético, el secuestro corneal es difícil de prevenir.
  • Cuando un animal sufre entropión, la cirugía de párpado previene posibles necrosis posteriores.
  • En casos de ojo seco en felinos, es aconsejable lubrificar y tratar con medicamentos el ojo para no provocar otras patologías.

Por su sintomatología, es frecuente confundir un secuestro corneal con la presencia de un cuerpo extraño en el ojo

Ojo gato con secuestro corneal

Secuestro corneal felino. Foto: IVO

 

Secuestro corneal felino o necrosis

Secuestro corneal felino. Foto: IVO

 

Ojo de gato con secuestro corneal

Secuestro corneal felino por entropion (enrollamiento del párpado que hace que los pelos rocen la córnea). Foto: IVO

 

Descargar guía

Guía para el propietario

Puede descargar aquí la guía con la información completa sobre el glaucoma en perros, gatos, caballos y otros animales.

¿Quieres saber más? Artículos relacionados...